Webpunk » Arte online » La Polémica de DALL·E 2 (según David O’Reilly)

La Polémica de DALL·E 2 (según David O’Reilly)

¿Has oído hablar de DALL·E 2, la nueva inteligencia artificial de OpenAI que es capaz de generar imágenes a partir de texto?

Para muchos, se considera como una herramienta asombrosa, sin embargo, hay quien asegura que no es más que una estafa.

Todo empezó como una plataforma de acceso libre y código abierto. Sin embargo, terminó siendo una empresa de acceso limitado en el cual se debe pagar una membresía para poder usarla. Por ello, entre muchas otras controversias, surge la polémica de DALL·E 2 según David O’Reilly.

¿Cuál es la polémica de DALL·E 2?

Para comprender mucho mejor la polémica de Dall-e 2 según David O’Reilly, debemos:

  • Comprender cómo se crea este tipo de Inteligencia Artificial
  • Cuál es su función principal

DALL·E 2 no es más que una Inteligencia Artificial con cualidades para crear imágenes a partir de una descripción. Es cierto, aún se encuentra en proceso de desarrollo. Sin embargo, supone un avance importante en comparación con Dall-e 1, pues la calidad y resolución de imágenes es mucho más óptima.

¿Qué se puede hacer con DALL·E 2?

De acuerdo con sus creadores, DALL·E 2 permite acceder a diversas funciones artísticas, siendo las más importantes las siguientes:

  • Crear imágenes y dibujos en alta resolución partiendo de una simple descripción. Por ello, se trata de un sistema que hace posible realizar diseños como respuesta a ideas que se verbalizan en un texto.
  • Modificar imágenes que ya existen con la capacidad de añadir elementos adicionales o reemplazar los que están presentes.
  • Elaborar diseños nuevos usando como ejemplo una imagen previa. Esto último, permite que Dall-e 2 cree gran cantidad de versiones usando solo una idea a fin de que sea posible seleccionar la que mejor se adecúe al usuario.

¿Cualquier persona puede usar Dall-e 2?

La realidad es que se debe pagar una licencia para poder acceder a todas las funciones de esta Inteligencia Artificial.

Esta es una de las grandes polémicas que ha generado esta IA. A pesar de requerir una membresía para su uso, la empresa creadora no paga absolutamente nada a los creadores de los que obtienen sus imágenes sin tener en cuenta el derecho de autor.

¿Qué dice David O’Reilly acerca de DALL·E 2?

Si bien es cierto que, según sus creadores, esta IA es una gran herramienta que demuestra un avance tecnológico importante. El reconocido cineasta y artista 3D David O’Reilly ha dejado muy clara su posición en relación a Dall-e 2 en su cuenta de Instagram.

En líneas generales, hizo pública una imagen en la cual expresaba que la IA Dall-e 2 no era más que una estafa. Según el artista, con esta se pretende socavar la labor que vienen desempeñando diversos profesionales de la fotografía, la ilustración y cualquier tipo de arte plástico.

La imagen que compartió David OReilly en su cuenta de Instagram

Asimismo, todos estos artistas han compartido su trabajo artístico online sin recibir nada a cambio. Además, éstos no han autorizado el uso de sus obras para participar en el entrenamiento de este software licenciado.

Finaliza su publicación con una conclusión bastante contundente. En ella, señala que se está estafando a la generación pasada por la actual y ahora se les solicita pagar por ello.

La realidad es que a pesar de que algunos empresarios se manifestaron en apoyo a la percepción de O’Reilly, también hay sus disidentes. No es posible tener una visión única pues el mundo de la Inteligencia Artificial siempre tendrá dos caras de la moneda.

Sin embargo, un aspecto interesante sobre la crítica de O’Reilly, es que las IAs de OpenAI podrían estar creando una suerte de caja negra en la que todo se encuentra realmente lejos de ser “abierto”.

Por ello, hay claros retos evidentes tanto con el derecho de autor como con el manejo de patentes y datos. Esto último, puede representar riesgos legales importantes para los usuarios finales de Dall-e 2.

¿Qué dicen otros expertos acerca de la polémica de Dall-E según David O’Reilly?

El experto en tecnología Eric Fernández, se pronunció ante la dura crítica de David O’Reilly en Twitter. El empresario afirmó que Dall-e 2 está violando la norma que rige los derechos de autor. Por esta razón, expresa que, por lo menos, deben dar a conocer la imagen original para cada nueva imagen creada.

Por su parte, el periodista Kyle Wiggers de TechCrunch, asegura que todas las IAs para creación de imágenes generan conflictos. Podrían ser conflictos relacionados con los derechos de autor. Sin duda, esta crítica también alcanza a Dall-e 2.

Por otro lado, Dave Gershgorn quien se destaca por escribir textos tecnológicos da su opinión. Por lo tanto, expone inquietudes similares en un artículo de su autoría. En dicho texto, asegura que no hay un antecedente legal propio en Estados Unidos que proteja los datos de aprendizaje disponibles de forma abierta como utilización legal.

Empresarios y creadores de contenido acerca de DALL·E 2

Sin embargo, no solo los expertos han opinado en torno a la polémica de DALL·E 2 según David O’Reilly. Diariamente hay muchos empresarios, trabajadores creativos y creadores de contenido que hablan del uso de imágenes por parte de empresas financiadas.

Todas estas imágenes se usan sin previa autorización de los autores. Además, las nuevas imágenes que se obtienen se venden y reclaman como propiedad original. La mayoría de expertos señalan que Dall-e 2 no cuenta con ningún servicio de asistencia. Ya legal o seguro en caso de terminar en problemas legales.

Este último punto es de gran importancia. La realidad es que solemos estar perplejos ante tantos avances tecnológicos. Sin embargo, dejamos de lado la importancia del trabajo profesional de pequeños trabajadores creativos.

Además, cuando usamos imágenes sin tener en cuenta el derecho de autor, corremos el riesgo de ser demandados. Por ende, lo más aconsejable es mantenerse lo más lejos posible de este tipo de situaciones. Es recomendable usar plataformas verificadas con un modelo que haya sido entrenado con un banco de imágenes de acceso público.

Conclusiones

Sabemos que esta tecnología ha llegado para quedarse y que las posibilidades que ofrece nos maravillan tanto que, en ocasiones, pueden cegar nuestro juicio y hacernos ignorar que se están cometiendo importantes infracciones contra los derechos de propiedad intelectual de muchos artistas.

Para no cerrar en una nota completamente neoludita (a lo Ted Kaczynski), quedémonos con esta esperanzadora cita de David en su artículo The Infitite-art Scenario, que habla del lugar del artista en un mundo post-dall-e:

The overlooked beauty and unspeakable horrors of life will always need description through art, and this will have to be carried out by individuals, like you.

¿Te ha gustado? Vota 5 estrellas
[Total: 3 Media: 5]

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.